5 buenos motivos para adoptar mascotas mayores

16 de September del 2017

Resulta doloroso ver cómo se pasa por alto a los perros y gatos adultos en los refugios, ya que comprensiblemente, las familias tienden a decantarse por los cachorritos y gatitos de enormes ojos. Por muy bonito que sea recibir a un nuevo miembro joven de la familia, adoptar una mascota mayor trae consigo una serie de ventajas que quizás no hayas considerado...

1. Vienen con la lección aprendida

De todos es sabido que los gatos son muy meticulosos con su higiene, pero aún así deben aprender dónde hacer sus necesidades (y sobre todo, ¡dónde no hacerlas!). Lo mismo pasa con los cachorros. Entrenar a una mascota joven conlleva mucho tiempo y paciencia, y más de un accidente en el proceso, mientras que un adulto ya sabrá lo que no debe hacer.

 

 

2. Suelen tener mejores modales

Los gatos y perros mayores que ya han vivido lo suyo sabrán socializarse mejor que gatitos y cachorros, ya que estarán más acostumbrados a relacionarse con personas y otras mascotas. ¡Y también suelen tener mucha más paciencia con los niños! Además, lo que ves es lo que hay: una mascota adulta ya ha desarrollado su personalidad por completo, de modo que te resultará más fácil elegir a un compañero de un temperamento afín al tuyo.

Y no olvides que las mascotas en adopción pasan siempre un reconocimiento veterinario para garantizar que tengan buena salud antes de ir a su nuevo hogar.

3. Proporcionan compañía relajante

Tanto gatitos como cachorros demandan muchísimo tiempo y energía, no solo en cuanto a juegos y ejercicio, sino también a la hora de limpiar todo lo que mordisquean a su paso, o en los momentos de locura generalizada que terminan con tus plantas favoritas por los suelos. Por supuesto, los perros mayores siguen necesitando paseos, pero las mascotas que van entrando en años te darán sin duda muchas más horas de arrumacos en el sofá, lo que las hace perfectas para las personas más tranquilas.

4. Siguen queriendo jugar

Como los humanos, ¡las mascotas pueden sentirse jóvenes aunque no lo sean! Un perro adulto seguirá pasándolo en grande persiguiendo una pelota en el parque, y los gatos mayores no dudarán un segundo en perseguir un cordel. Como verás, una mascota adulta puede ser tan adorable, carismática, y a menudo tan ridículamente graciosa como una joven.

5. Las mascotas mayores son las que más cariño necesitan

Muchas de las mascotas mayores que ves en los refugios han sido durante años el fiel compañero de alguien que los ha querido mucho, pero que ya no se encuentra en condiciones de cuidar de ellos, por ejemplo, si ha sido trasladado a una residencia de ancianos o un hospital. Es muy posible que muchas mascotas mayores hayan tenido por dueños a personas mayores, y es algo muy bonito poder darle un hogar a un animal que posiblemente haya sobrevivido a su compañero de vida. Los refugios pueden ser lugares aterradores y difíciles para las mascotas de edad avanzada y, aunque no nos guste pensarlo, desgraciadamente si no consiguen encontrar una nueva familia es posible que terminen por sacrificarlos. Adoptar a una mascota mayor y darle todo el cariño y afecto que puedas sin duda transformará su vida, y el amor y gratitud que recibirás a cambio seguramente también transformarán la tuya.

 

Andrew Bucher 
Veterinario y cofundador de MedicAnimal